Energía solar térmica

Instalación

Circulación forzada

En una instalación solar térmica, no siempre es posible colocar el acumulador a mayor altura que los colectores. Por lo tanto es necesario utilizar una bomba para la circulación del fluido calo portador, dicha gestión de activación depende de un CDT. Mediante sondas, el CDT detecta en todo momento la temperatura del fluido en los paneles y en el acumulador, cuando dicho diferencial de temperaturas es el igual al establecido, se acciona la bomba.

Este sistema no exige ningún tipo de ubicación, ni distancia entre el acumulador y colector solar.

Circulación mediante termosifón natural

Es el sistema más económico y su funcionamiento está basado en un principio físico elemental: un fluido al calentarse, varía su densidad, volviéndose menos denso, por ende tiende a flotar sobre otro más pesado.

En una instalación de circulación por termosifón el fluido caloportador al calentarse en el colector, sube de manera espontánea hasta el acumulador donde cede calor al agua acumulada en el mismo; luego del intercambio térmico, el fluido, ya más frío y pesado, vuelve a descender hacia el colector solar para volver a calentarse y repetir el ciclo. Este sistema puede funcionar sin bombas de circulación, pero requiere que el depósito acumulador se ubique a mayor altura que los colectores.

Esquema interconexión con sistemas convencionales
Esquema de circulación natural + caldera convencional Esquema de circulación natural + caldera convencional
Esquema interconexión con caldera convencional
Esquema de circulación natural + caldera convencional

+54 11-5273-6397
info@solar-gaia.com